domingo, 6 de junio de 2010

SEGURIDAD EN LAS ENTIDADES BANCARIAS

Los bancos y entidades financieras son instituciones cuyas operaciones y buenos usos tienen repercusión a nivel del individuo y a nivel nacional e internacional. El garantizar la seguridad de trabajadores, clientes, transacciones y fondos debe ser el objetivo principal de toda institución financiera. La seguridad bancaria es, sin duda, uno de los mayores activos de estas entidades.

El avance de las nuevas tecnologías ha provocado el aumento de las amenazas que afectan a los bancos.

Las amenazas tradicionales como robos a mano armada, asaltos durante el traslado de fondos, fraudes o blanqueo de dinero prosiguen.



El creciente uso de Internet para llevar a cabo operaciones financieras ha propiciado el desarrollo de nuevas formas de delito que ni siquiera requieren la presencia física de los delincuentes en el país. Los fraudes electrónicos, la usurpación de identidad o el robo de datos confidenciales de clientes son ejemplo de ello.

Hoy en día las amenazas más importantes para las entidades financieras son los fraudes de grandes dimensiones, las intrusiones a la red de ordenadores del banco con el fin de realizar acciones ilegales y los robos de cajas fuertes mediante sofisticados medios de intrusión.

El común denominador de todos estos delitos es la labor previa de recolección de información exhaustiva, la planificación y la profesionalidad de los asaltantes y/o delincuentes. En algunas ocasiones existe colaboración de los trabajadores del banco, colaboración que puede ser intencionada o no.

Para hacer frente a estas amenazas no es suficiente con contar los más avanzados medios tecnológicos para la seguridad bancaria física y lógica. Se requieren también controles adecuados y medios de supervisión efectivos que sean revisados y renovados periódicamente.

El factor humano es especialmente relevante en el ámbito de la seguridad bancaria. Por ello, es necesario evaluar su integridad y su fidelidad a la organización no sólo en el momento de su selección, sino también a lo largo de toda su relación laboral con la institución, independientemente de la categoría de su cargo y de su antigüedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario